Todos Los Trucos Para Tartas Súper Esponjosas

Cuando nos ponemos el delantal y preparamos los ingredientes para una tarta, el resultado más codiciado es el de obtener tartas muy blandas, bien leudada y nada seca.

Hay algunos trucos y reglas en la cocina para conseguir tartas súper esponjosas, así como los hay para crear unos deliciosos buñuelos de manzana.

La elección de los ingredientes

Por lo general, el primer paso para hacer un pastel es batir los huevos junto con el azúcar.

Para obtener un compuesto bien ventilado, suave y típicamente de color pálido, use siempre huevos a temperatura ambiente .

Si por el contrario la preparación consiste en batir las claras por separado, bátalas con 2 cucharadas de azúcar extraídas del peso total que requiere la preparación.

De esta forma se mantendrán firmes en la nieve y no se desmontarán cuando se unan al recinto.

Recuerda tamizar siempre los polvos : harina, levadura, azúcar glas y sal incluidos.

Tamizarlos varias veces también implica no solo una disolución de los grumos sino también una aireación adicional del compuesto.

Recuerda que un tercio de la harina puede ser reemplazada por el almidón de tu preferencia.

Para darle mayor resistencia a la levadura, agrega una pizca de bicarbonato de sodio junto con la levadura indicada en la receta.

La mantequilla no siempre es sinónimo de postres suaves.

Especialmente si la receta requiere la adición de mantequilla derretida en frío, puede reemplazarla con aceite de maíz o de girasol.

Si por el contrario se le añade la mantequilla a la masa cuando no está derretida, se deja ablandar a temperatura ambiente durante 30 minutos, se corta en trocitos pequeños.

Luego trabájalos bien hasta obtener una pomada.

El procesamiento

El procedimiento para hacer una tarta súper blanda suele ser siempre el siguiente:

  • Casca los huevos a temperatura ambiente y bátelos con el azúcar durante al menos 5 minutos hasta que estén suaves, blancos y espumosos. Para preparaciones como bizcocho, bate los huevos junto con el azúcar hasta 10 minutos: cuanto más se bate, más suave queda.
  • Añadir la mantequilla derretida al ras donde esté indicado, o el aceite o la mantequilla y la nata y trabajar todo bien, siempre batiendo.
  • Agrega los polvos bien tamizados, poco a poco, mezclándolos de arriba hacia abajo a la mezcla con ayuda de una espátula.
  • Engrasa y enharina el molde de tu preferencia. Vierta la masa en ella y hornee en un horno caliente.

La cocción

La cocción de los pasteles debe realizarse siempre en un horno estático a una temperatura que ronda los 150 ° – 180 °.

Para bocadillos pequeños, la mejor posición es a la mitad del horno.

Para pasteles más grandes, la mejor posición de la bandeja es en la parte inferior del horno para que la cocción comience desde la parte inferior hacia la superior y no al revés.

Este truco es con el riesgo de tener dulces con grietas superficiales y poco cocidos internamente.

Si tu bizcocho es muy grande, baja la temperatura unos grados y alarga los tiempos de cocción para conseguir una cocción uniforme y perfecta.

Pasado el tiempo indicado, probar el punto de cocción con un palillo.

Enfriamiento

Una vez lista la tarta, sácala del horno y déjala reposar al menos 10 minutos en su molde.

De esta forma no solo se despegará mejor de las paredes sino que no correrás el riesgo de que se derrumbe.

Una vez desmoldada la tarta, dejar enfriar sobre una rejilla para que el calor y la humedad también desaparezcan del fondo de la tarta.

Almacenamiento de tartas

Ideal para guardar tartas debajo de un tarro de cristal o en un porta tartas con tapa.

Si la torta tiene mantequilla entre los ingredientes, no se recomienda guardarla en el refrigerador porque podría endurecerse, sino guardarla en un lugar fresco y seco de la casa.

Si, por el contrario, la preparación incluye aceite como materia grasa, entonces se puede almacenar de forma segura en el refrigerador.

Al igual que las tartas, los macarrones también requieren un correcto almacenamiento para que no se dañen o se pierdan.

Conclusiones

  • Para lograr unas tartas bien esponjosas es necesario un buen batido, esto previo a agregar los ingredientes secos.
  • Los ingredientes se incorporarán mucho mejor si están a temperatura ambiente, pues esto facilitará el proceso.
  • Es importante tener en cuenta si la tarta fue hecha con aceite o mantequilla para poder almacenarla correctamente.
  • Se debe tener mucho cuidado con la temperatura del horno y en qué zona se pondrá la bandeja.
  • La harina es muy delicada, por lo que se debe trabajar con la batidora lo más lento posible y bajarla pronto, esto ayudará a que no se active el gluten.
Scroll to Top